Dr Elena Gómez

[‘Véase abajo mi perfil en español’]

As a native-speaker of Spanish and an English language professional, working multilingually has been ever-present in my career and studies. Thus, in terms of my working role, I have been teaching in the Department of English at the University of Córdoba in Spain for the last 12 years. Over these years, I have developed a great interest in intercultural education and I am institutional coordinator for student mobility in my Faculty. This has required me to function plurilingually outside my main language specialisms (e.g. to take part in meetings where some German, French, Italian and Portuguese were being used); I am aware of the complexities and challenges of working multilingually.

In terms of my researcher role, my PhD focused on the complexities of expressing negative feelings in English and Spanish and through this study I became interested in exploring the relationships between languages and thought through the comparison of related lexical fields in both languages… My current research provides the point of entry into the complexities and challenges of researching multilingually. This research is based upon trainee teacher stories of their international practicum (which I coordinate) in schools in the Saharan refugee camps in southern Algeria where Spanish is the second language. The trainees write their reports on these experiences in Spanish and initially my analysis of them was also completed in Spanish. However, as I now work collaboratively with Richard Fay – to explore for an English-medium audience what can be learned from the ways in which these trainees narratively-construct their experiences during the Saharan Practicum and what ongoing significance they attach to them as they commence their teaching careers in Spain – an English language dimension has entered the research arena.

English is not just the target language for the developing publication disseminating the research but it is also the main language through which the research collaboration with Richard is developing. As a researcher, I am, therefore, functioning in both languages, and to enable the Spanish-medium data and analysis to become available for English-reading audiences, I have had to translate extensively into English. But, additionally, I am aware of the role of English as the main language of researcher communication in our collaboration and how this has opened the door to different ideas about the research process. In this way, our collaboration (primarily in English) about a research study (primarily in Spanish) has brought into play methodological insights about the possibilities and complexities of researching multilingually.

Como hablante nativa de español y profesora de inglés, trabajar en contextos multilingües ha sido una constante en mi carrera profesional.

Ingresé en el Dpto. de Filologías Inglesa y Alemana de la Universidad de Córdoba hace 12 años, durante los cuales he desarrollado un gran interés en la educación intercultural. Además, soy la coordinadora institucional de la movilidad (alumnado y profesorado) de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Córdoba. El desarrollo de esta tarea ha necesitado que me desenvuelva frecuentemente en contextos multilingües, ya que he participado en varias reuniones donde se han manejado diversos idiomas: alemán, francés, italiano y/o portugués. Por tanto, los retos del trabajo en contextos multilingües son familiares en el desarrollo de mi profesión.

En cuanto a mi investigación, mi Tesis Doctoral versó sobre las complejidades de la expresión de los sentimientos negativos en español y en inglés. Debido a este estudio  comencé a explorar las relaciones interlingüísticas entre las lenguas y el pensamiento a través de los campos léxicos de sentimiento en ambas lenguas … Mi campo de investigación actual está relacionado, igualmente, con las complejidades y los retos de la investigación multilingüe. Esta investigación se basa en el análisis de las Memorias de Practicum de un grupo de alumnos que han hecho parte de sus prácticas en el Campamento de Refugiados Saharauis en el sur de Argelia, donde el español es la segunda lengua. Estos alumnos escriben sus experiencias en dichas Memorias en español e, inicialmente, el análisis se hacía en español. Sin embargo, en mi colaboración con el Prof. Richard Fay hemos necesitado explorar este terreno en inglés, para un público que lee en inglés. Las conclusiones de lo que se puede extraer en inglés del aprendizaje de estos alumnos y los constructos narrativos de sus experiencias durante su Practicum en el Sáhara, así como el significado que esta experiencia tendrá para sus futuras carreras profesionales es una dimensión nueva de la que entra el inglés a formar una parte muy importante.

El inglés, por tanto, no es sólo la lengua en la que publicaremos de los resultados de esta investigación, sino también la lengua de colaboración con Richard. Como investigadora, por tanto, también estoy acostumbrada a funcionar en ambas lenguas y para permitir que los datos y su análisis estén disponibles para una audiencia inglesa he tenido que traducir mucho al inglés. Además de esto, soy consciente del  papel del inglés como la lengua principal de comunicación en nuestra investigación y cómo ella ha abierto la puerta hacia diferentes ideas en el proceso de investigación. De esta manera, nuestra colaboración (en inglés en primera instancia) sobre una investigación (en español) ha puesto en juego diferentes pistas sobre las posibilidades y las complejidades de investigar multilingüalmente.